Menú Close

¿Sabes a qué niveles de presión acústica estamos expuestos?

audición

Según un estudio de las Asociaciones de Implantados Cocleares de España (AICE) los niveles de presión acústica a los que nos exponemos podrían ser nocivos para nuestra salud auditiva.

Según un estudio de las Asociaciones de Implantados Cocleares de España (AICE) muchos de los hábitos de la sociedad Española como frecuentar bares, discotecas, gimnasios o clubes deportivos suponen una exposición acústica que solo dejaría de ser nociva si la soportamos durante 15 minutos al día COMO MUCHO.

Todo esto se debe a los niveles de presión acústica que existe en estos lugares. Pero antes de revelar los valores a los que nos exponemos, vamos a entender un poco mejor qué son los niveles de presión acústica: Es el sonido que alcanza a una persona en un momento dado y se mide en dB (decibelios). La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que los 65 dB es el límite superior aconsejable.

Teniendo estos datos, qué pensarías si te digo que el mencionado estudio realizado por las Asociaciones de Implantados Cocleares de España (AICE) declara que en los bares, terrazas, gimnasios suele haber un índice de entre 110 dB y 112 dB. En ocasiones, incluso se llega a alcanzar niveles superiores en conciertos y festivales.

Para evitar la pérdida de audición y prevenir la hipoacusia no se debería soportar esos niveles de presión acústica durante un periodo superior a 15 min.

En general vivimos en una sociedad que está concienciada con la contaminación, termino que se utiliza para hacer referencia a cuando en un entorno existen elementos o sustancias que de forma natural no deberían estar en él, ya que puede tener consecuencias adversas. Pero, ¿somos conscientes de que el ruido es un elemento contaminante?.

Para conservar nuestra salud debemos tomar conciencia de que no basta con comer sano y hacer deporte. Cuidar de nuestra salud también supone adoptar otros hábitos tan simples como usar cascos en vez de auriculares o que los organismos adopten medidas más restrictivas para mejorar la contaminación acústica en las ciudades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *