Degeneración macular asociada a la edad

diciembre 26, 2011

03-dmae

En Ópticas Visiorama consideramos muy importante realizarse revisiones oculares con frecuencia para comprobar el estado de salud de los ojos. La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) puede pasar inadvertida en sus comienzos y la forma más efectiva de detectarla es acudiendo a un profesional del cuidado de la vista.

La DMAE es la causa más común de ceguera legal en personas de más de 50 años en los países occidentales. Es una enfermedad ocular degenerativa que afecta a un área de la retina mácula, la parte del ojo responsable de la visión directa, necesaria para las actividades del día a día, como leer, conducir o identificar a las personas.

En España, el porcentaje de enfermos de DMAE mayores de 65 años es del 13%. Teniendo en cuenta estimaciones de algunos estudios, se puede afirmar que la prevalencia de personas con DMAE oscila un 0,5% a los 55 años, y hasta un 7% en mayores de 65 años.

Hay dos tipos de DMAE:

  • La DMAE húmeda es menos frecuente, pero tiene una progresión más rápida. Habitualmente, aparece un punto ciego en el ojo (escotoma), que provoca una disminución de la visión central y complicaciones a la hora de ver. Se considera una forma avanzada de degeneración macular, en la que la pérdida de visión puede producirse rápidamente.

La DMAE húmeda afecta a la zona del ojo que permite distinguir los detalles en el centro del campo visual. El paciente puede empezar a ver líneas onduladas, puntos ciegos u otras alteraciones visuales.

Esta patología, como ya hemos comentado, progresa muy rápidamente y sin tratamiento puede producir pérdida de visión y afectar a las actividades cotidianas del paciente: hacer la compra, conducir, etc.

  • La DMAE seca es la forma más frecuente y benévola de esta patología, con aproximadamente el 85% de los casos de DMAE. En este caso, la progresión es mucho más lenta. La pérdida de visión puede tardar hasta décadas.